Bruma: un viaje improvisado más allá de Berlín

Autor: Marcos Aguirre Salcedo

Bruma: un viaje improvisado más allá de Berlín

El viaje entendido como motor de búsqueda y encuentro -también de reencuentro-, motivado por el escape y por el deseo de libertad, sin realmente temor a la nueva experiencia o la improvisación es un tema recurrente en el cine. Bruma, segundo largometraje de Max Zunino (Los bañistas, 2014) justifica su realización en este tópico para contar la historia de una mujer que viaja para hallar cualquier cosa que le dé rumbo a su vida.

Berlín fue el lugar elegido para comenzar un rodaje improvisado efectuado por el director Max Zunino y por la actriz Sofía Espinosa, quienes en un viaje a la ciudad alemana y maravillados ante ella decidieron grabar sin un guion; lo que dio como resultado un compilado de escenas y secuencias sin una aparente coherencia entre ellas hasta que la pareja decidió otorgarle un argumento para convertirlo en una película.

Martina (Sofía Espinosa) es una joven abrumada por el rumbo que lleva su vida en la Ciudad de México; disgustada por su relación con Agustín (César Ramos) y luego de descubrir su embarazo decide dejarlo todo y huir a Alemania sin avisarle a nadie más que a su mejor amiga. Ahí encontrará personas y hechos que la harán reencontrarse con ella misma y su pasado.

Resultado de imagen para bruma max zunino

Zunino apostó por la improvisación en todos los ámbitos de la producción: sin seguir un guión, con extensa libertad actoral y uniéndolo todo en la sala de edición de tal forma que se contará finalmente una historia. Lo cual es, sin duda, la mayoría de las veces arriesgado, pues se puede llegar a historias planas, carentes de clímax y emoción y poco comprensibles para los espectadores.

Si bien en Bruma se logran ligar los temas del viaje, el escape y el reencuentro con las relaciones familiares y amorosas, el embarazo la cleptomanía y lo queer para darle sentido a un compilado de imágenes y así narrar una historia, muchas veces resulta como un engranaje apretado y que fluye con dificultad. Recurrir al viaje de la improvisación en la producción fílmica es un recurso muy arriesgado, aunque siempre resulta grata y admirable la experimentación.

Publica un comentario

Sin valoraciones