Cindy La Regia: la voluntad de romper la burbuja

Autor: Sharely Cuellar

Cindy La Regia: la voluntad de romper la burbuja

Si hablamos con completa honestidad, muchas personas le echan la culpa a las comedias románticas por el estigma que carga el cine nacional, a tal punto que las producciones de este país son vistas como un todo que es llamado "el cine mexicano", con tono displicente, así: sin matices, englobándolo como si se tratara de un solo género y un solo tema abordado por el mismo reparto y los mismos directores. Cindy La Regia (México, 2020), codirigida por Catalina Aguilar Mastretta y Santiago Limón, es también una comedia romántica, no reniega de serlo a pesar del prejuicio y abraza su historia, a su reparto y su origen, al ser una adaptación de la tira cómica de Ricardo Cucamonga.

Cindy (Cassandra Sánchez-Navarro) está por cumplir 24 años, es blanca, rubia, perteneciente a una clase social alta y es oriunda de San Pedro Garza García, en Monterrey, Nuevo León. Escribe en su propio blog, tiene una pareja con quien ha estado por años, lo "natural" en su plan de vida es casarse. La ingenuidad del personaje responde a que siempre ha vivido en una burbuja privilegiada, donde su principal meta es cumplir un ciclo de vida que obedece a lo dictado por la moral. Sin embargo, en su fiesta de cumpleaños toma la decisión de dejarlo todo para mudarse a la Ciudad de México e iniciar desde cero.

Si bien la premisa de una chica rica que se lanza a la aventura de la vida independiente parece poco temeraria, el desarrollo de la película abre paso a una variedad de temas que abarcan desde la diversidad sexual hasta las aspiraciones laborales, sentimentales y económicas que envuelven a los personajes.

Cindy La Regia no es una película que parte desde un feminismo radical, pero expone aspectos que pocas veces vemos en la comedia romántica mexicana. Reconsideremos que este género es posiblemente el más polémico entre creadores, distribuidores y el público; también es el más taquillero, el más visto y el más comentado, independientemente de si se le tiene preferencia o no. 

Por lo anterior, no es menor el esfuerzo de hacer la adaptación de una tira cómica con una protagonista que se ajusta a las aspiraciones que nos han heredado por generaciones y acompañarla en un recorrido que la lleva a tomar sus propias decisiones.

Pese a ser una historia que se desarrolla con personajes que no enfrentan las angustias de clases sociales tan desfavorecidas y mantiene un discurso accesible para diferentes públicos, es una propuesta que desdobla otra posibilidad para ver cine popular.


Si te interesa conocer más sobre el trabajo de Catalina Aguilar Mastretta, acércate a Todos queremos a alguien (México, 2017). En el reparto de Cindy La Regia puedes encontrar a Regina Blandón, Isela Vega, Diana Bovio y Giuseppe Gamba.

Publica un comentario

Sin valoraciones