El Charro de Toluquilla

Autor: Ana Luisa Palacios

El Charro de Toluquilla

México, un país apegado a sus tradiciones, costumbres e infinidad de historias que tiene para contar. Gracias a todo esto, surge en 2016 El Charro de Toluquilla (México, 2016), un documental dirigido por José Villalobos. Este largometraje ha logrado tener reconocimientos en el Festival de Cine Guadalajara y el Festival de Cine de Guanajuato, donde el realizador obtuvo un galardón por su labor.

La película se desarrolla en el estado de Jalisco, conocido por ser la cuna del mariachi y el tequila. El protagonista Jaime Garza nació en un municipio de la ciudad de Guadalajara y es conocido artísticamente como "El Charro de Toluquilla", un hombre dedicado a la charrería, a ser mariachi de noche, amante de la música ranchera, el tequila, fan de las mujeres y amante de la vida; dicho lo anterior, la vida de este hombre es muy apegada al folclore mexicano, evocando a la Época de Oro del cine mexicano. El charro es positivo a VIH y esto lo hace vivir queriendo disfrutar la alegría, la cual cree que puede perder en cualquier momento por su enfermedad.

Este largometraje logra darle una nueva forma de ver al mariachi mexicano, pues gracias a que Jaime Garza nos permite entrar a su vida y vivirla a su lado, podemos observar  y darnos cuenta que "el macho de la casa" es un término obsoleto. Cualquier ser humano puede pasar por situaciones que no se pueden escoger ni controlar del todo. La fragilidad es una característica humana que nos forma y contrasta, pero el amor es el principal motor para la supervivencia.

Publica un comentario

Sin comentarios