El encanto de la hipocresía

Autor: Sharely Cuellar

El encanto de la hipocresía

En una entrevista, el documentalista Frederick Wiseman dijo que “si aceptamos que el siglo XVII fue el siglo de la pintura, el XVIII de la música y el XIX de la novela, entonces podemos decir que el siglo XX ha sido el siglo del cine”; y si prolongamos esta idea, debemos asumir que tanto la pintura, como la música, la novela y el cine son documentos históricos que ofrecen otra ventana para analizar el contexto en el que fueron concebidos. Lo son a pesar de que algunas de esas obras hayan causado desagradado en su tiempo o en la actualidad.

Tal es el caso de la obra de Jaime Humberto Hermosillo. El director mexicano es de esos cineastas ante los que el espectador no puede permanecer indiferente. Mueve y provoca de tal manera que solo queda la fascinación o el completo rechazo a su estilo, definido por abordar la sexualidad, la hipocresía en la clase media y la moralidad. Ejes tan importantes para Hermosillo que podemos encontrarlos de manera reiterativa en su filmografía, siempre fiel así mismo a pesar de haber filmado dentro y fuera de la industria oficial, sin dejar de mencionar su incursión en formatos digitales.

Señalado como un personaje controvertido y polémico, el realizador ha explorado una visión mordaz sobre lo que significa pertenecer a la clase media en México y también cómo es que este sector ha sido representado en el cine. El inicio de su carrera sirvió para determinar los intereses sociales que precisaría en sus siguientes trabajos. En los años setenta, cuando hizo sus primeros largometrajes, tuvo uno de sus periodos más prolíficos con obras como: La pasión según Berenice (1976), Matinée (1971) y Naufragio (1976), disponibles en FilminLatino.

Asimismo, filmes como Doña Herlinda y su hijo (1985), La tarea (1991), Intimidades de un cuarto de baño (1991) y De noche vienes, Esmeralda (1997) contribuyeron de diferentes maneras a abrir camino al llamado Nuevo cine mexicano con narrativas y personajes que despertaron el interés de una audiencia que se alejaba cada vez más de las salas de exhibición de cine nacional.

Jaime Humberto Hermosillo ha sido dos veces ganador del Ariel de Oro y dos más del Ariel de Plata. Recibió una mención honorífica por La tarea en el Festival Internacional de Cine de Moscú, el Premio de la Audiencia en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara; también fue nominado a los Goya en 1999 y recibió la Medalla Salvador Toscano al mérito cinematográfico en 2012.

Avatar por defecto de un usuario ya dado de alto
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a soporte@filminlatino.mx