Extraño pero verdadero: la angustiante supervivencia

Autor: Sharely Cuellar

Extraño pero verdadero: la angustiante supervivencia

El segundo largometraje del director Michel Lipkes (Malaventura, 2011) presenta una historia de amor como hilo conductor para adentrar al espectador en la decadencia social, la crudeza de pertenecer a una clase desfavorecida y las dificultades de sobrevivir a pesar de los sueños o aspiraciones. Extraño pero verdadero (México, 2017) desarrolla la historia de Jonathan (Kristyan A. Ferrer) y Yesi (Itzel Sarmientos), una pareja de jóvenes enamorados que viven prácticamente al día, sin una casa propia, escabulléndose en un lugar inhóspito para formar su hogar. Ambos recolectan basura para obtener ingresos y deben convivir en su cotidianidad con personas a quienes la vida les ha mostrados que la empatía y la bondad no dan de comer.

Cuando los protagonistas y su jefe, apodado Maestro Limpio (Luis Enrique Parra), encuentran un cuerpo sin vida en su recorrido por la Ciudad de México, deberán tomar una serie de decisiones que pondrán en riesgo sus vidas. La necesidad por continuar y sobrevivir los llevará a situaciones límite.

La película en blanco y negro ofrece una perspectiva dura sobre uno de los oficios más complejos para desempeñar por cuestiones de salud, remuneración y percepción social. Michel Lipkes apuesta por un relato que se desarrolla con calmas, silencios y disolvencias lentas a negros. El amor resulta lo más colorido en un mundo decadente. El duro escenario de un asesinato es el punto en picada hacia más violencia, dolor y desgracias.

Publica un comentario

Sin valoraciones