François Ozon y la rebeldía en su cine

Autor: Jair Franco

François Ozon y la rebeldía en su cine

Algunos lo consideran como el Almodóvar francés, quizá sea por por su peculiar estilo cinematográfico que conlleva temas de índole personal, empero, su obra retrata problemáticas universales que acechan a diario; con un toque jocoso y en compañía de sensualidad, François Ozon se atreve a criticar sin temor.

El director francés se formó en La Fémis, escuela de medios audiovisuales, que despertó su apetito de contar historias. Fue en 1998 cuando debutó con Sitcom (Francia, 1998), largometraje que se presentó en la semana de la crítica en el Festival de Cannes.

Su estilo se denota no precisamente por una revolución técnica o por ser hito en cine, no obstante, lo que le caracteriza al autor parisino es el empleo de diálogos contundentes, sin el afàn de herir pero con el objetivo de hacer reflexionar. Al mismo tiempo, su narrativa es impredecible aunque, en algunos casos, tediosa.

No se le conocía un trabajo que relatara temas tan coyunturales como lo hace en su película más reciente. En Potiche, mujeres al poder (Francia, 2010) retrata la sumisión de la mujer, mientras en la década de los años 70 diversas activistas salían a las calles de la nación franca para exigir sus derechos, por lo que podríamos ver el caso de un artista inspirado en la lucha feminista que tuvo lugar en dicho país. La relevancia de la cinta es el trato humorístico y crudo que se le adhiere, como es costumbre de François: ser el espejo del que pocos se atreven a hablar.

En 2012 se hizo acreedor de la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián por En la casa (Francia, 2012), historia que narra la vida de un estudiante que es asesorado por su profesor de literatura, quien se ve atrído con los textos que escribe el joven. La historia refleja la obsesión del director con lo que aún se considera tabú.

Su película más reciente Por la gracia de Dios (Francia, Bélgica, 2018), se ha sumado a la agenda cultural y social, ha sido aclamada por medios especializados y criticada por gremios religiosos. El filme relata los casos de pederastía cometidos por la iglesia francesa en la década de los años 80 en medio de protestas políticas y la delgada capa que existe entre el Estado y la iglesia. Ozon se atrevió a rodar pese a las complicaciones financieras y geográficas. El largometraje se encuentra en salas nacionales desde este fin de semana y puedes acercarte a más de su filmografía en FilminLatino.

Publica un comentario

Sin valoraciones