Gandhi, el portavoz de la conciencia humana

Autor: Oscar Noel Ortiz

Gandhi, el portavoz de la conciencia humana

En 1982 se estrenó Gandhi, una película biográfica de Mahatma Gandhi, quien fue la figura central en la búsqueda de paz y del movimiento de independencia indio. Escrita por John Briley y dirigida por Richard Attenborough, este largometraje de más de tres horas consiguió 8 premios Oscar de la Academia, añadiendo, además, 5 Globos de Oro y 5 premios BAFTA, entre otros.

Gandhi arranca de forma sorpresiva e impactante con el asesinado de Mahatma Gandhi, una escena bastante bien elaborada, pues no se ve venir el asesinato, sino que todo sale tan sutil y sigilosamente. Desde ese momento, con un salto en el tiempo, Richard Attenborough nos narra una parte de la vida de esta persona tan importante.

Al tratarse sobre una película biográfica, en el filme se muestran algunos sucesos importantes en los que se vio envuelto Mohandas Gandhi, quien después pasaría a ser Mahatma Gandhi, el cómo poco a poco fue formándose como líder revolucionario y en cómo esta lucha también afectaba en su vida privada, como en su matrimonio. Y aunque es imposible que en tres horas se pueda contar toda su historia, John Briley y Richard Attenborough hacen un gran trabajo, logrando recrear la esencia de este personaje.

Una de las cosas que más hay que admirar en esta superproducción es que, a pesar de la duración, que son 188 minutos, es una película bastante peculiar, ya que, al ser una historia desgarradora e impactante, mantiene la atención del espectador. La forma en cómo está narrada, le da una fluidez y un ritmo estable, en el que no se siente nada apresurado pero que tampoco se siente todo tan lento.

La gran interpretación de Ben Kingsley como Gandhi, la cual le valió el Oscar a Mejor Actor, es, también, una de las joyas que esconde este largometraje, pues con una actuación natural, soberbia e intrépida, logra cautivar a la audiencia. La gran capacidad que tiene como actor, la demostró en este filme, haciéndola más íntima y conmovedora.

Ronnie Taylor y Billy Williams encargados de la fotografía, crean un estilo visual narrativo bastante sólido, dándole un toque más único a esta película. Las tomas son estéticamente perfectas, aunado a esto, la gran labor de dirigir a las grandes multitudes de personas que fungían como extras, debe ser también apreciado, pues de eso va este largometraje: de planos llenos de gente.

Finalmente, Gandhi es una película bastante interesante, que tiene tantos matices e invita al espectador a reflexionar y a repensar los temas sociales, como el racismo, que se tocan en esta película. Con un nivel de producción bastante alto y la actuación de Ben Kingsley, Gandhi se queda en tu memoria, difícil de olvidar.

Publica un comentario

Sin comentarios