GIFF2020: Los lobos, un aullido de resistencia

Autor: Sharely Cuellar

GIFF2020: Los lobos, un aullido de resistencia

Las condiciones actuales retaron nuestra manera de interactuar y relacionarnos con la cultura; innovarse y adoptar diferentes formatos hicieron que el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF) llegara a su edición 23 con funciones vía streaming, en autocinemas, aquacinemas y salas en las que la sana distancia es el ingrediente principal para seguir las medidas de precaución sanitaria. La función inaugural de las actividades presenciales en Irapuato fue Los lobos (México, 2019), de Samuel Kishi, una producción que además de contar con grandes elementos autobiográficos por parte del realizador es un aullido a la unión y la resistencia.

Todo sueño comienza con la capacidad de imaginar. El sueño americano ha sido deseado y perseguido con tanta fuerza que se ha convertido en una gran idealización del progreso. Así es como Lucía (Martha Lorena Reyes) llega con sus dos hijos, Max y Leo, desde México a Albuquerque, Estados Unidos. Pronto se encuentran con una realidad lejana al sueño, pero los niños descubren en la imaginación un camino para encontrase a pesar de todo lo que los rodea.

Ser una madre que asume la responsabilidad de la crianza por su propia cuenta, la dificultades económicas que enfrentan para encontrar dónde vivir o qué comer y  no dominar el inglés son elementos que dejan en evidencia la situación adversa que viven. Sin embargo, el realizador comenta que "para relatar la oscuridad tiene que haber luz también", y añade, "mi intención sí era contar una historia que estuviera permeada de esta ternura, porque la vida no es solo oscuridad."

Max y Leo son interpretados por Maximiliano Nájar y Leonardo Nájar, quienes son hermanos también fuera de la pantalla. Sobre la dirección de los niños actores Kishi comenta que se basaron en la honestidad y el juego. Por otro lado, el director cuenta que hubo modificaciones importantes en el personaje de Lucía al intervenir Luis Briones, Sofía Gómez-Córdova, la actriz Martha Lorena Reyes y él mismo, además del proceso de investigación que también involucró entrevistar a su propia madre. La intención fue darle una dimensión mucho más clara y profunda al personaje de Martha ante un contexto como el que se muestra.

El realizador también describió que Kenji Kishi, su hermano y compositor musical con quien ya ha colaborado previamente, le asignó sonidos a cada personaje y la música sigue el desarrollo de la trama de una manera tan clara porque "Kenji se preocupa para que la música vaya acompañando y que la historia se vaya volviendo más poderosa pero no sea innecesariamente estrafalaria."

Asimismo expresó su sorpresa y agrado al ver la recepción de un público muy diverso en edades e intereses que se han encontrado con Los lobos en su recorrido a través de eventos y festivales de gran relevancia como la Berlinale y el GIFF 23.

Publica un comentario

Sin comentarios