'Las niñas bien': la sofisticada burbuja que se quiebra

Autor: Sharely Cuellar

'Las niñas bien': la sofisticada burbuja que se quiebra

En salas nacionales se estrena Las niñas bien (México, 2018), el segundo largometraje de ficción de Alejandra Márquez Abella, protagonizado por Ilse Salas, acompañada por actrices como Cassandra CiangherottiJohanna MurilloPaulina Gaitán. La película está inspirada en personajes creados por Guadalupe Loaeza, la niña bien por excelencia, quien escribió a principios de los años ochenta cómo identificar a una niña bien; sus variantes y las características que definen el comportamiento, lugares y gustos de aquellas mujeres de clase acomodada que se rigen principalmente por apariencias y aceptación social. Los textos que conformaron dicha serie fueron compilados para hacer el libro que no podía llevar otro nombre más que Las niñas bien, donde se incluyeron algunas anécdotas que ayudaron al lector a ampliar el panorama sobre qué significa pertenecer.

La directora mexicana Alejandra Márquez Abella (Semana Santa, 2015) dice que aunque este proyecto llegó a ella por encargo decidió aceptarlo por "la posibilidad de hablar de la élite, de escudriñar lo que pasaba ahí arriba y entender un poco más sobre las motivaciones y por qué la gente que está en el poder se aferra tanto a sus privilegios”. La trama se sitúa en un periodo difícil para México: la crisis económica de 1982. Márquez Abella y varias de las actrices que participaron en el filme nacieron justo en ese año, iban en camino o eran demasiado pequeñas como para recordar con conciencia lo que sucedía entonces. Se apoyaron en artículos de sociales publicados en esos años, en Guadalupe Loaeza, en gente que reside o residió en las Lomas de Chapultepec, además de familiares cercanos y amigos para nutrir su visión sobre el México de 1982 con José López Portillo en la presidencia.

Sofía, interpretada por Ilse Salas, ofrece una fiesta de cumpleaños tan ostentosa como una mujer de clase media alta en 1982 hubiera podido permitirse. A través de ese evento se nos introduce de manera astuta a la dinámica de estos círculos. La voz off de la protagonista ofrece los pormenores. Julio Iglesias no estará presente pero todo lo demás se encuentra bajo control, aunque, ¿por cuánto tiempo?

La crisis en 1982 irrumpe en la tranquila rutina que celosamente cuidan las niñas bien. Sus partidas de tenis, seguidas por sobremesas llenas de chismes y falsa preocupación hacia lo que le sucede a otras mujeres, además de las visitas para socializar y las fiestas que son el portal para demostrar que merecen pertenecer a ese círculo son algunas de las tareas que se han asignado a sí mismas. Ana Paula (Paulina Gaitán) es la nueva rica y le toca entender que el poder adquisitivo es apenas uno de los muchos requisitos para poder formar parte de tan selecta esfera social y que también es necesario participar en esas dinámicas de apariencia y lástima hacia los otros.

Sofía tiene la misión de mantenerse con la frente en alto mientras su burbuja se destroza a su al rededor y al mismo tiempo conservar la dignidad cuando sus amigas noten que la decadencia la ha atrapado. Ella defenderá su estatus como el propio López Portillo prometió que haría con el peso mexicano y lo hará aún sobre su patético esposo Fernando (Flavio Medina), su amiga Alejandra (Cassandra Ciangherotti) y la casi ausente Inés (Johanna Murillo).

Descubre qué es ser una niña bien con este largometraje y acércate al anterior trabajo de su reparto en FilminLatino.


Publica un comentario

Sin valoraciones