Los 10 documentales que marcaron la nueva ruta del cine mexicano

Autor: Gerardo Guadarrama Nájera

Los 10 documentales que marcaron la nueva ruta del cine mexicano

Sin duda alguna el documental se ha vuelto un género crucial para nuestro país en muchos sentidos, no solo educativos o sociales, sino que consisten en dar foco a personajes entrañables, sea un humilde pescador, un campesino, una madre soltera, unos jóvenes creadores, un pueblo en resistencia o una joven con un talento peculiar; el género se ha vuelto tan importante para la cinematografía mexicana tanto como la ficción. 

El documental existe desde que vimos a Porfirio Díaz montar a caballo, eso es evidente, pero en la última década se han explorado nuevos lenguajes, narrativas y caminos del medio audiovisual mexicano para la realización del documental, entre ellos también la docuficción. Te invitamos a acercarte a los diez documentales mexicanos que han trazado una ruta nueva en nuestra cinematografía.

10. Navajazo (México, 2014) de Ricardo Silva

Es una docu-ficción donde varios personajes con historias diversas luchan por sobrevivir en un ambiente hostil, donde lo único que tienen es el uno al otro.

9. El maíz en tiempos de guerra (México, 2016) de Alberto Cortés Calderón

No solo consiste el documental en explicar el proceso y sembrado del maíz y su selección, sino una resistencia de diversos pueblos indígenas para conservar su semilla sin transgénicos y preservar una tradición milenaria.

8. Poetas Campesinos (México, 1979) de Nicolás Echevarría

A pesar de no ser un documental tan contemporáneo, la búsqueda de Nicolás Echevarría de un pueblo tan ingenioso es sorprendente. Lejos de las grandes ciudades, de los maestros prodigiosos y conservando su tradición, un pueblo de San Felipe Otlaltepec en Puebla construye su propio circo acrobático con elementos muy rústicos y sencillos. Sin recursos económicos en lo absoluto destaca el talento de los acróbatas, la música, la poesía, la danza del pueblo y su enorme ingenio artístico que ni la economía ni el tiempo han logrado eliminar.

7. El muro adentro (México, 2017) 

En medio de la crisis migratoria el presidente Trump pretende construir un muro fronterizo. Un grupo de personas en el desierto de Sonora intentan sobrevivir y cruzar el muro para buscar una mejor condición de vida y evitar morir en el desierto.

6. El otro sueño americano (México, 2004) de Enrique Arroyo

Un hombre graba lo que ocurre dentro de su camioneta. Una adolescente se prostituye y lo convence de que la ayude a cruzar la frontera para vivir el sueño americano, La austeridad de la grabación y lo que atraviesa la joven crean un micro-universo representando a miles de personas desesperadas por mejorar su condición de vida en los Estados Unidos, dispuestos a hacer cualquier cosa.

5. Cuates de Australia (México, 2012) de Everardo González

Los habitantes de un pequeño pueblo en Coahuila se debaten entre permanecer en sus tierras o migrar en busca de mejores condiciones de vida. Pero sus razones no son solamente la pobreza y el abandono que han caracterizado a estas comunidades rurales, sino la escasez de agua. Cada año son más difíciles de soportar las sequías, no llueve y cada vez más se agotan las reservas y los animales mueren.

4. Plaza de la Soledad (México, 2016) de Maya Goded

Carmen, Lety, Esther, Ángeles y Raquel son mujeres que la directora Maya Goded retrata, pero no como damas de la mala vida sumergidas en la prostitución, sino como personas con amplia sabiduría y soledad en una sociedad prejuiciosa y racista. La directora logra una cercanía íntima con estas cinco mujeres y escuchar sus historias sin duda conmueven a su público.

3. Ya nadie toca el trombón (México, 2015) de Hari Sama

En el municipio de Ayotzinapa un joven tocaba el trombón en una banda, cuando desapareció junto con otros 42 estudiantes la noche del 26 de septiembre de 2014. Su familia y amigos sienten el duelo y recuerdan a su compañero y amigo junto con las 42 familias que permanecen en espera de su regreso.

2. Bajo Juárez, la ciudad devorando a sus hijas (México, 2009) de Alejandra Sánchez y José Antonio Cordero

En torno al fenómeno de asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua, este documental nos acerca a una madre que pierde a su hija y a una trabajadora de la maquila recién llegada de Veracruz, cuyo rostro representa a las mujeres vivas de esta ciudad del norte del país. 

1. M (México, 2018) de Eva Villaseñor

Siguiendo a su hermano Miguel, la directora Eva Villaseñor se cerca a un rapero y su mundo caótico que enfrenta día con día. Reconocido como uno de los mejores documentales mexicanos de los últimos tiempos.

Sin duda alguna el género ha permitido abrir horizontes de las películas mexicanas, lejos del ámbito comercial, del inmenso presupuesto los documentales mexicanos han hecho mucho con poco, en la mayoría de las ocasiones el director solamente posee una pequeña cámara con micrófono modesto y un personaje (o personajes) que cuente su historia es todo lo que han necesitado para su realización. Lo que cautiva es la imagen, la voz de la persona, sus acciones, sus decisiones, sus sueños, sus ilusiones de lograr algo o su desesperación por un obstáculo que lo ahoga, eso es lo que se ve en estos documentales, lo que ha emergido para contar estas historias tan cercanas y fraternas que nos ponen la piel chinita.

Publica un comentario

Sin valoraciones