Los estrenos de la semana, la evidencia de otras vidas

Autor: FilminLatino

Los estrenos de la semana, la evidencia de otras vidas

FilminLatino estrena esta semana cuatro filmes realizados en México por distintos cineastas y años de producción pero que tienen en común la presentación de casos particulares de personas que demuestran otras formas de vivir: Gustavo y Adriana como devotos a la Santa Muerte en Madre (México, 2014); las historias que acontecen dentro del círculo de un grupo de constructores en Pacífico (México, 2016); la crisis existencial de un director de cine sin inspiración en Desiertos mares (México, 1993); y la curiosa vida de una de las poetisas mexicanas más importantes en Pita Amor: a la eternidad sentenciada (México, 2018). Cuatro filmes que te muestran otras vidas y que no te puedes perder.

Madre (México, 2014) de Alejandro Díaz San Vicente

Cortometraje documental que muestra la historia de dos devotos de la Santa Muerte, quienes tienen en común experiencias tan trágicas que parecen irreales y un contexto socioeconómico hostil que los hace, como a los 12 millones de seguidores que tiene hasta ahora esta figura, refugiarse en el culto a ella: a quien consideran su madre. Realizado por Alejandro Díaz San Vicente, egresado de la maestría en cine documental por la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC, antes CUEC) de la UNAM, el corto busca dar una justificación al culto al que Gustavo y Adriana decidieron entregarse.

Pacífico (México, 2016) de Fernanda Romandía

Utilizando un lenguaje cinematográfico sencillo (planos abiertos y escasos movimientos de cámara), una fotografía austera pero delicada y actores no profesionales, Fernanda Romandía muestra las diversas historias que acontecen en Puerto Escondido mientras se construye una obra arquitectónica de Tadao Ando: Oriente (Ricardo Cruz), constructor con delirios de poeta que busca regresar con su familia en Michoacán; Coral (Coral Flores), una pequeña niña cuyos aretes prestó e intenta recuperar paseándose por toda la costa; Irma (Irma Cruz), vendedora de comida para los trabajadores que cumple el rol de consejera; y Diego (Diego Flores), albañil que por las noches toca con su banda en los bares de la ciudad. Todas estas historias rondando entre la ficción y la realidad teniendo como punto de encuentro la construcción.

Desiertos mares (México, 1993) de José Luis García Agraz

Largometraje que cuenta la historia de Juan Aguirre (Arturo Ríos), un director de cine frustrado a quien se le ha ido la inspiración para seguir con su carrera y que además debe afrontar sus problemas personales como el alcoholismo, el abandono de su esposa y la muerte de su padre; lo que lo llevará a una enorme crisis existencial y depresión hasta que conoce a una mujer que podría cambiar el curso de su vida. El director recurre a una estética plagada por los elementos dramáticos típicos como la música de acompañamiento, iluminación contrastante y el uso de primeros planos, además de una paleta de colores azulada y la relación onírica entre la realidad del personaje y su pasado.

Pita Amor: A la eternidad sentenciada (México, 2018) de Eduardo Sepúlveda Amor

Documental que desenvuelve el mito detrás de una de las poetisas más relevantes y queridas dentro de la literatura mexicana. Su padrino literario, Alfonso Reyes, se refirió alguna vez sobre ella: “y nada de comparaciones odiosas, aquí se trata de un caso mitológico”. En este filme, realizado por su sobrino Eduardo Sepúlveda Amor, se descubre -a partir de material de archivo y entrevistas al círculo intelectual y literario- la vida de una mujer apasionada, inteligente, fantasiosa y dedicada que decidió desempeñarse en el mundo de la poesía. 

Publica un comentario

Sin valoraciones