Matinée: el escape de la infancia

Autor: Sharely Cuellar

Matinée: el escape de la infancia

Después de La pasión según Berenice (México, 1975), Jaime Humberto Hermosillo ya no tenía que demostrar su nivel como realizador. Matinée (México, 1976) es su siguiente largometraje y deja en evidencia el reto que se impuso él mismo para superar su manera de narrar, los temas a aborda y la calidad técnica que acompañaría sus historias.

Dos niños que viven en provincia, Jorge y Aarón, realizan travesuras acorde a su edad, aunque también se creen demasiado autosuficientes. Cuando se escapan de clases para asistir a la matinée de un cine cercano son descubiertos y castigados. Uno de ellos debe viajar a la Ciudad de México y el otro hace todo en sus manos para poder hacer el viaje con su amigo, a pesar de la negativa que le da su madre.

El viaje a la ciudad resulta completamente opuesto a lo que esperaban pues tanto el padre como los dos niños terminan en manos de una banda de ladrones que ingenia un plan para robar una feria. Los niños se convierten en cómplices de una serie de actos que arrebatarán su inocencia.

Esta película arriesga al confrontar clases sociales, motivaciones personales, infancia, dinero, violencia y aspiraciones en una historia que no solo se preocupa por la perspectiva de los niños, sino que expone algunas de las dificultades sociales, emocionales y familiares de ciertos integrantes de la banda criminal.

Matinée reúne el talento de Héctor BonillaManuel OjedaRodolfo Chávez Martínez y Armando Martín Martínez en una historia que cae vertiginosamente en la tragedia, desprende a dos niños de la inocencia pero a la vez los dota de una voz propia, de la capacidad de decidir por sí mismos y de enfrentar la realidad de una forma cruda y prematura. No existen malos o buenos, son seres que responden a su propio contexto para sobrevivir, aunque esto implica muchas veces tomar decisiones equivocadas.

Publica un comentario

Sin valoraciones