MyFFF2019: 'Mala sangre'

Autor: Bianca Ashanti González Santos

MyFFF2019: 'Mala sangre'

Después de sólo dos años de haber presentado la ópera prima Chico conoce chica (Francia, 1984), Léos Carax dirigió su segundo largometraje Mala sangre (Francia y Suiza, 1986), que cuenta la historia de un grupo de ladrones con planes para robar una vacuna, creada para combatir una extraña enfermedad que se propaga con rapidez entre las personas que mantienen relaciones sexuales sin ningún tipo de afecto y cuya tasa de mortalidad resulta preocupante para la población juvenil de París.

Con un inicio confuso, en donde las especificaciones de la trama se vislumbran con sutileza e imprimen un aire de misticismo, presente a lo largo de todo el filme en algunos de los personajes principales, Carax transgrede las normas de varios géneros cinematográficos y moldea un largometraje que podría ser considerado un híbrido entre el cine negro y una entrañable película romántica centrada en las imprecisiones del amor.

De la mano de Juliette Binoche y Denis Lavant, actores fetiche en el cine del director francés, en Mala sangre se recrean diversas historias afectivas que se entrelazan, pero en donde ninguno de los personajes es correspondido, lo que convierte el relato en una eterna aspiración de felicidad que se ve frustrada constantemente por la realidad. Situación que aporta a la cinta entrañables secuencias cinematográficas, donde la compañía musical de David Bowie enmarca el catártico amor del protagonista y lo contrapone a la serie de silencios con los que juega el director en el personaje de Anna, interpretado por Binoche.

A pesar de que la premisa central de la película imprime en la trama variados toques de ciencia ficción, el contexto con el cual se ampara el filme parece suficientemente válido como para convertir una historia distópica en una crítica pertinente hacia el complejo entorno social que se desarrollaba en los ochentas con la propagación del VIH.

Los aciertos de Carax en Mala Sangre le otorgan al realizador el reconocimiento de transformar una historia de ciencia ficción en un análisis de las relaciones interpersonales que desemboca en un final melodramático y liberador, donde el espectador respirar con tranquilidad después del conveniente juego de contrastes entre los que se desenvuelve el largometraje.

Mala sangre se encuentra gratis en FilminLatino hasta el 18 de febrero con motivo de la novena edición del My French Film Festival.

Publica un comentario

Sin valoraciones