Polvo, la ópera prima de José María Yazpik

Autor: Gerardo Guadarrama Nájera

Polvo, la ópera prima de José María Yazpik

La ópera prima del actor y director José María Yazpik formó parte de la programación de la 17 edición del Festival Internacional de Cine de Morelia y Mariana Treviño obtuvo el Ojito a mejor actriz de largometraje mexicano por su trabajo en esta película que se desarrolla en la pequeña localidad de San Ignacio, en el estado de Baja California.

La ópera prima de un actor-director que evidentemente ya está involucrado en el medio después de tener personajes importantes como en Sr. Pig, Las oscuras primaveras, Abel, Morelos, Nicotina, La habitación azul, etc. Se coloca tras la cámara para que a partir de la búsqueda de su propia voz el recién realizador José María Yazpik continúe su desarrollo cinematográfico, pero desde una perspectiva inédita para él, explorando el área de la dirección después de años de experiencia como personaje de las películas mencionadas, siendo sin duda un también un trabajo de observación del de otros como Gael García Bernal, Diego Luna, Carlos Reygadas, Emilio "El Indio" Fernández, donde el novicio director explora en Polvo la oscura realidad mexicana del narcotráfico, sin abundar en la confrontación de los cárteles, sino en un conflicto interno de un individuo a través de la comedia negra.

El contexto de la película a grandes rasgos contempla a que durante la madrugada en una localidad rural caen del cielo cientos de pequeños paquetes con contenido desconocido. Al regresar "El Chato" a dicho lugar que es San Ignacio, su pueblo natal, (después de estar ausente por más de diez años), les pide a todos que le traigan los paquetes que se han esparcido, pues contienen un polvo farmacéutico de una fábrica que según dice lo necesitarán para uso medicinal y podrá beneficiar a San Ignacio, a cambio a cada paquete que entregue un ciudadano le dará la recompensa de cien dólares en efectivo. Los paquetes comienzan a ser un escándalo para el pueblo y la economía en sus bolsillos crece. Como consecuencia, la mayoría decide gastarlo en alcohol y fiesta por lo que se descuidan sus actividades rutinarias y "El Chato" empieza a ser idolatrado en la región.

"El Chato" también se reencuentra con un viejo amor de años atrás, a quien ahora intenta recuperar, pero ella se ha casado con el alcalde y se comporta indiferente con él.

Por otro lado, la verdadera historia de "El Chato" ha vivido los diez años fuera de la región metido en el narcotráfico  y su misión es recuperar la cocaína que ha caído ahí pues su vida, su pueblo y su familia están en riesgo. Una avioneta cargada con cocaína se ha estrellado en el pueblo de San Ignacio, donde el piloto tuvo que liberar la carga y aventó los paquetes. 

El punto de vista que plasma la película de un individuo en jaque, que debe recurrir al engaño y la mentira para salvar a su pueblo natal y su cabeza. Desde el inicio de la película el protagonista se coloca entre la espada y la pared, afrontando las consecuencias de sus actos, no sólo del presente y la ilícita vida que lleva, sino del pasado que le repercute ahora en el presente. 

El enriquecimiento de diversas áreas en el quehacer cinematográfico han abierto en el cine mexicano e internacional panoramas diversos que permiten conocer los roles del comportamiento de un director tras la cámara después de estar frente a ella representando y siguiendo las partituras del director. Es un trabajo que implica no solo ponerse delante de un espejo para descubrir un paralelismo de mostrarse frente a cámara y decidir lo que se ve frente a la misma. A pesar de que Yazpik optó por hacer ambas no queda exento de que llevar la batuta en un largometraje le ha hecho cuestionarse sobre el estilo, tono, duración y selectividad de planos, de personajes, de encuadres que como actor no había descubierto.

Publica un comentario

Sin valoraciones