Reencuentro con el Neorrealismo italiano

Autor: Sharely Cuellar

Reencuentro con el Neorrealismo italiano

1945. La Segunda Guerra Mundial acaba de terminar. Los Aliados (Reino Unido, Francia y Estados Unidos) vencieron a las Potencias del Eje (Alemania, Japón e Italia). Las consecuencias del conflicto bélico son tan grandes que Europa se tambalea. El cine de los países involucrados ya se veía influenciado desde antes que culminara el enfrentamiento y en Italia una nueva corriente expondrá la miseria y desesperanza de la posguerra: el Neorrealismo.

El aquel país, el fascismo fue impulsado por Benito Mussolini a través de diferentes medios, entre ellos se destacó la cinematografía. Filmes como Escorpión el Africano (1937) de Carmine Gallone, La corona de hierro (1941) de Alessandro Blasetti o De una misma sangre (1938) de Goffredo Alessandrini pretendían trasmitir dicha ideología y el esplendor de una nación.

En contraste, cineastas de la época de la talla de Jean Renoir, Michelangelo Antonioni, Roberto Rossellini y Vittorio De Sica narraron historias desde un ángulo diferente. Su objetivo era desmentir la imagen de estabilidad y control que difundía el cine durante la guerra; sin embargo, el Neorrealismo italiano no se consolidó hasta 1945.

La carencia económica, falta de empleos, entre otras dificultades, fueron retratadas en la cotidianidad por aquellos directores. Las primeras producciones de dicha corriente fueron Roma, ciudad abierta (1945) y Paisà (1946) de Roberto Rossellini, aunque otras películas de este realizador también son consideradas piezas clave, como: Alemania, año cero (1948), Stromboli (1949) y Viaje a Italia (1953). 

Otro director que se ganó su lugar como uno de los mayores representantes de este movimiento cinematográfico fue Vittorio De Sica. En su filmografía se destacan Ladrón de bicicletas (1948) y Estación Termini (1953).

Para acercarnos al neorrealismo es necesario entender que el cine puede ser propagandístico y divulgar ideologías impulsadas por el odio o la intolerancia, incluso mostrar el rostro menos amable de la sociedad o la humanidad misma; pero también puede ser una declaración sobre los problemas de su tiempo y tratar de romper con las imposiciones del pasado.

Avatar por defecto de un usuario ya dado de alto
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a soporte@filminlatino.mx