Sopladora de hojas: el ejemplo de la construcción de personajes particulares

Autor: Gerardo Guadarrama Nájera

Sopladora de hojas: el ejemplo de la construcción de personajes particulares

Lucas (Fabritzio Santini), Emilio (Paco Rueda) y Rubén (Alejandro Guerrero) acaban de terminar un partido de futbol. De regreso a casa se enteran que un compañero ha muerto en un accidente de motocicleta, así que se deben alistar para ir al funeral. Lucas pierde sus llaves en un incidente en el parque así que a partir de esto los tres amigos emprenden la misión de buscarlas. Parece una tarea sencilla, pero ese día cambiará sus vidas por completo.

Los personajes en la película tienen sus respectivas peculiaridades por lo que los vuelven complejos, esto es que cada uno tiene sus propios vicios de carácter que poco a poco se irán revelando y los harán tropezar en su misión por encontrar las llaves.

A partir de una tarea aparentemente simple el espectador conocerá a cada uno de estos tres amigos y cómo es que enfrentan los diversos inconvenientes que se les atraviesan. Dentro de un ambiente cómico y con buen humor cada uno de los nueve capítulos en los que se divide la película acerca al espectador a contar una historia que ocurre prácticamente en un solo espacio: un parque vecinal.

Entre amigos ellos mismos conocen sus vicios, defectos y personalidades, por lo que para Lucas, Emilio y Rubén serán sus propias armas para atacarse entre ellos en ese momento de desesperación por encontrar las llaves.

La peculiaridad de los personajes los hace bastante interesantes dentro de la historia, pues el trío es casi protagónico y con objetivos muy claros que giran alrededor de la pérdida de las llaves, aunque Lucas tendrá un poco más de importancia dentro de la misma.

Algunos recursos del lenguaje cinematográfico como los flash-fowards son utilizados para expresar los deseos de cada personaje, por lo que algunas escenas del filme suelen ser completamente fársicas, pero que permite descubrir los vicios de carácter de estos.

La creación de los personajes dentro de Sopladora de hojas (México, 2015) poseen un amplio trasfondo que permite a la historia ir más allá de lo anecdótico. Para poder mantener al espectador al filo de su asiento, el director esculpe a los protagonistas con elementos muy puntuales como la relación que tienen con sus familiares, con otros vecinos, qué es lo que hacen cuando se encuentran solos, cuando se enojan, cuando pelean dice mucho de cada uno de ellos, aunque no lo digan, sus acciones hablan mucho por ellos, una construcción que implica contemplar en qué momento y espacio se encuentran cada uno de ellos y cuál es su entorno.

Publica un comentario

1 valoración

osvaldogarciam

Es una película muy entretenida y como lo analiza el autor en su reseña se busca desarrollar los personajes lo que permite identificarse con sus vivencias. Buena propuesta cinematográfica. Los felicito por realizar las reseñas. Saludos

08 febrero 2020