Traición, una película sobre el amor filial

Autor: Erick Vasi

Traición, una película sobre el amor filial

Al igual que en Cuento de hadas para dormir cocodrilos (México, 2002), Ignacio Ortiz cruza diferentes líneas temporales en su película más reciente titulada Traición. En este largometraje narra la vida de Félix (Juan Manuel Bernal) a temprana edad, quien en rumbo a San Francisco recorre varios pueblos en un cine móvil llamado Lupita —reminiscente a la vida del director—; años más tarde, Félix recorrerá nuevamente estos sitios en compañía de Micela (Diana Ávalos) debido a que ella busca respuestas sobre su madre.

La anécdota sirvió para que Juan Manuel Bernal —ganador del Ariel a mejor actor por Obediencia perfecta (Luis Urquiza, 2014)— aceptara el desafío de interpretar a Félix en dos tiempos distintos, al hombre jovial y al maduro escondido en el desierto que regresa a darle una última lección a su hija sobre la fidelidad a los principios y decisiones. Traición está compuesta por imágenes que recuerdan a los westerns proyectados en el cine móvil, llenos de paisajes desiertos y lugares abandonados; tema recurrente en la filmografía del director, tal como vimos en la película La orilla de la tierra (México, 1994).

Diana Ávalos como Micela proyecta ese amor y respeto a la figura paterna que a pesar de los años es independiente y respetada. Dicha situación lleva a momentos sentimentales y divertidos en un reencuentro con su pasado que decidirá el rumbo de su futuro.

La película cuenta también con la participación de Noé Hernández, quien interpreta al "Capitán"un personaje que impone cada vez que aparece en pantalla y hace recordar sus interpretaciones en 600 millas (Gabriel Ripstein, 2015) y La tirisia (Jorge Pérez Solano, 2014), que le valieron el Ariel a mejor coactuación masculina en su respectivo año. Asimismo, Sofía Sylwin hace lo propio para su personaje, Guadalupe, y aparece como una suerte de sirena moderna que seduce con su baile en una secuencia introductoria de gran carga erótica difícil de olvidar.

El espectador, al recorrer este camino junto con estos personajes, encontrará historias de prostitución, narcotráfico y violencia contadas de una manera sutil en la cual no se pierde el discurso principal de la película: el amor filial. 

Publica un comentario

Sin valoraciones