Un clásico de amor 

Autor: Ricardo Navarijo

Un clásico de amor 

Roberto Rossellini (Roma, ciudad abierta, 1945; Alemania, año cero, 1948; Stromboli, 1949) es el realizador italiano con más obras maestras en su haber cinematográfico. Pertenece al movimiento del Neorrealismo italiano, la importancia de sus películas radica en que fue depurando su estilo, como en el caso de L’amore  (Italia, 1948) donde habilita la contemplación al ser humano desde un ángulo de máximo respeto; representación clara de las circunstancias trágicas de su tiempo.

L’amore, una historia contada en dos partes con la increíble actuación de Anna Magnani: el primer segmento es una adaptación de la obra teatral de Jean Cocteau llamada La voz humana. En un solo escenario, dividida en tres actos, Rossellini (Paisà, 1946) retrata a una mujer desconsolada por no poder comunicarse con su ex marido, en un monólogo de desgarro, palabras acumuladas y amor no correspondido.

El segundo fragmento llamado 'El milagro', —el cual en su momento despertó ira en los círculos eclesiásticos y fue censurada en Estados Unidos al ser calificada de blasfemia y sacrilegio— cuenta la historia de una mujer campesina, Nanni (otra vez Magnani), quien está convencida de haber visto a San José (Federico Fellini). Tras quedar embarazada proclama ser la madre de un nuevo dios, pero solo se encuentra con la incomprensión y la soledad.

El sufrimiento de las dos mujeres no es similar, sin embargo, es reconocible. La primera parte de la película es una historia de amor no correspondido, de mentira, de odio a uno mismo. La segunda es una historia de la obsesión religiosa por ser mejor, por alcanzar los milagros y la gracia divina en medio de un mundo rural y miserable.

Publica un comentario

Sin valoraciones