Un sueño llamado futuro

Autor: Ricardo Navarijo

Un sueño llamado futuro

Corre el año 1989. Un joven José Luis García (Cándido López, los campos de batalla, 2005) hace un viaje a Corea del Norte donde registró con su cámara súper VHS distintas actividades del turismo revolucionario en el último Festival Internacional de Jóvenes y Estudiantes, un evento con tintes socialistas financiado por la ya desgastada Unión Soviética que logró reunir a distintas agrupaciones militantes de izquierda de todo el mundo. El hecho que marcó la historia del espíritu del '89 y la vida de José Luis fue la aparición de la activista surcoreana Im Su kyong “La flor de la reunificación”, quien tenía un objetivo muy claro: unir ambas regiones.

Lo que empieza como un viaje para conocer la forma de vida en la Corea comunista termina embelesando a José Luis García con la fuerza juvenil e ideológica de esta mujer convencida de que nada puede impedir la reunificación de ambas Coreas. Lo que significó el origen de La chica del sur (Argentina, Corea del Norte, Corea del Sur, 2013), documental casi obsesivo que retrata el fortuito viaje de José Luis y el momento en que conoció a Im Su kyong. Con un tono cálido y casi personal, narra una travesía que va del albor y compromiso político al deslumbramiento que le provocó aquella joven, quien no solo manifestó su ideología frente a todo el mundo, también logró cruzar caminando el límite infranqueable de Pyongyang, la frontera militarizada que divide ambas Coreas y que nadie ha cruzado desde 1950.

García toma partido por un estilo en el documental cuyo ángulo de observación tiene mucha importancia en la reflexión de los personajes, sus ilusiones, desilusiones y el paso del tiempo. Con La chica del sur propone una historia que confronta el pasado revolucionario de Im Su kyong, con su presente tras ser condenada a diez años de prisión en su regreso a Corea del Sur.

Publica un comentario

Sin valoraciones