Witkin y Witkin: Dos hermanos, dos artistas, dos mundos, dos perspectivas.

Autor: Viviana Granados

Witkin y Witkin: Dos hermanos, dos artistas, dos mundos, dos perspectivas.

Dirigida por la cineasta y documentalista ganadora de un Ariel Trisha Ziff, el documental Witkin y Witkin (México y Estados Unidos, 2017) explora los mundos de dos gemelos: Joel Peter, un fotógrafo reconocido internacionalmente, y Jerome, un pintor de toda la vida, a través de una narrativa humana que aborda la filosofía de sus prácticas y su arte, permitiendo adentrarnos en sus relaciones personales y conocer sus inspiraciones para crear. Dos hermanos, dos artistas, dos mundos, dos perspectivas.

La directora, en un principio, iba a basar este documental en el famoso fotógrafo Joel Peter Witkin pero en el camino se encontró con que tenía un hermano, Jerome Witkin, y quiso contar la historia de ambos, de sus imágenes y de lo que querían transmitir. Al conocerlos, Ziff se dio cuenta que su forma de vida y de pensar eran completamente diferentes pero que su trabajo era controversial, lo que le causó curiosidad por saber las historias detrás de cada fotografía y lienzo.

Para Trisha no es fácil solo contar una historia, puesto que no es tarea sencilla encontrar cómo transmitir el mensaje que se quiere a través de la pantalla. De hecho, la cineasta tardó cuatro años en terminar este documental porque fue indispensable trabajar en la unificación de ideas.

La historia de la filosofía de los hermanos es muy diferente, pero ambos dirigen sus intereses hacia la humanidad: uno trata de darles la oportunidad a las personas que son excluidas por la sociedad y el otro utiliza los eventos del mundo para inspirarse en sus trabajos.

La directora, basa sus historias en personajes de fotógrafos famosos tal como lo podemos ver en La maleta mexicana (México, España, 2011), donde narra la historia de tres cajas que fueron encontradas en un apartamento de la Ciudad de México en 2007 tras haber desaparecido en medio del caos que reinaba en Europa a comienzos de la Segunda Guerra Mundial. La maleta contenía cuatro mil 500 negativos, fruto del trabajo de tres amigos que se conocieron en París entre 1936 y 1937 y que se convirtieron después en los mejores fotoperiodistas de su tiempo. Exiliados de sus propios países, fueron radicales que entendieron los peligros del fascismo y viajaron juntos a España para combatirlo con sus cámaras. ¿Sus nombres? Robert Capa, David "Chim" Seymour y Gerda Taro.

Si te interesa ver La maleta mexicana, hazlo en FilminLatino y disfruta en salas del más reciente largometraje de la directora Trisha Ziff.

Publica un comentario

Sin valoraciones