8.2

Porcelana

· 12min.

Marian vive su despertar sexual haciendo frente a la vida familiar y su infancia.
No disponible en tu país

Visualmente es un corto bello y creo que todo fue bastante planeado y calculado, lo único malo que noté fue que en algún momento percibí cierto grado de maltrato animal que me llegó a incomodar. Pero fuera de eso muy bien, felicidades.

(Editado)

La intención visual es evidente y se agradece. Lo demás, no mucho.

jlhmata

Visualmente es muy lindo el cortometraje, muy eficaz en su mensaje; creo que su mayor mérito es que forma y contenido aquí sí van de la mano.

Muestra una interesante visión del mundo de los niños. Buen cortometraje.

Es muy interesante la manera en la que los niños aprenden de los otros, y no sólo eso, sino también de sí mismos -sin ninguna pretensión- a través del juego.
Los niños saben todo porque no saben nada.