Lecumberri, El Palacio Negro
Lecumberri, El Palacio Negro

Lecumberri, El Palacio Negro

Áudio y subtítulos

Versión en Español

Nacionalidad

México

Año de producción

1976

Estreno en cines

02/11/77

Sobre la película

El 24 de abril de 1976 cuatro hombres escaparon de la Cárcel Preventiva de la Ciudad de México, mejor conocida por sus dos nombres alternativos: Lecumberri, el nombre que una de las calles vecinas de la prisión había tomado de un noble español, y el palacio negro, imagen de connotaciones diversas, ninguna de ellas agradable. La fuga sirvió de motivo para el cierre de un lugar que fue testigo de buena parte de la historia mexicana del siglo XX: allí fue asesinado Francisco I. Madero por orden de Victoriano Huerta, encerrados los hombres de Carranza, de Villa y de Zapata; allí pasaron sus días ladrones, asesinos y militantes de izquierda. Ripstein se enfrenta a este espacio de manera distante, como muestra del minucioso registro de la burocracia carcelaria, pero sin renunciar por ello a la empatía.

Dirección y reparto

Productoras

Títulos similares

¿Cómo valoras esta película?

Esta obra DEBE SER obligatoria en las escuelas, un documental crudo y con muchas restricciones se nota, les puso el gobierno en su momento. No quisiera vivir lo que vive esa pobre gente que por una razón u otra decidieron su destino y ahí acabaron u otros que lo decidieron por ellos.



18 diciembre 2018 (Editado)

Increible documental que muestra las condiciones deplorables en que vivien los convictos en tan famosa y mitica prision; si bien es cierto que se nota un poco de injerencia en la narrativa para suavizarla y de esta manera no proyectar del todo las verdaderas condiciones de vida que llevaban, no menos cierto es que como testimonio visual de las condiciones finales en las que se encontraba la prision sirve de manera maginifica el documental, aunado a que hasta la fecha es un elemneto clave para poder darse cuenta que en efecto, hasta el dia de hoy, el sistema penintenciario en Mexico es verdaderamente inhumano. Me parece un documental con elementos cinematograficos muy al estilo de la epoca

20 febrero 2018 (Editado)

Percibo un pequeño sesgo de indulgencia oficialista, aunque las imágenes por si solas tienen buen poder narrativo, finalmente se hizo con dinero del gobierno. A la distancia nos percatamos que las relaciones sociales de las prisiones no han cambiado.

19 junio 2016 (Editado)