Los 400 golpes
Los 400 golpes

Los 400 golpes

Les 400 coups

Áudio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Nacionalidad

Francia

Año de producción

1958

Géneros

Drama, Ficción

Sobre la película

La apasionante historia de Antoine Doinel, un muchacho de 12 años, comienza el día en que se le impone un severo castigo en la escuela que cumplir en casa esa noche. Sin embargo, él es incapaz de hacerlo. Al día siguiente, sin atreverse a volver a la escuela, Antoine y su mejor amigo René descubren la alegría de jugar a la ausencia. Esa tarde se encuentra con su madre en brazos de un extraño. Él se siente abrumado por la vista y escapa. Luego termina en una estación de policía y llega a un centro de observación de delincuentes. ¿Antoine algún día llegará a un acuerdo con la vida? Primer largometraje de Francois Truffaut, punta de lanza de la Nouvelle Vague, que abrió de par en par las ventanas del entonces anquilosado cine francés para que se renovase con el aire de la calle.

Dirección y reparto

Productora

Títulos similares

¿Cómo valoras esta película?

2030marco

hermosas imágenes, los seguimientos de la cámara son impactantes y retrata una época de la Francia de la posguerra, una hermosa película, ademas de una excelente actuación del muchacho. la disfrute

06 abril 2019

Una obra clásica y hermosa que refleja la adolescencia con todo y su rebeldía, la búsqueda de uno mismo, el interés por la libertad. Con escenas que hacen recordar a uno con nostalgia sus días de colegio, las amistades y las travesuras que nos dieron tantos momentos de alegría.

Cómica, nostálgica, dura, y con un final muy reflexivo y que sin duda sacará una sonrisa en complicidad con el protagonista. Un guión perfecto que logra escenas mágicas, pero que no dejan de ser tan reales.

23 enero 2019
davidhj

Hermosa película, vanguardista para su tiempo y con un excelente argumento

21 enero 2019
9.0

"Asomarse a 'Los 400 golpes' implica, en cierto modo, redescubrir el cine. (...) película mágica que es tanto un grito de rebeldía como un soplo de vida."

Miguel Ángel Palomo de El País